Un hombre murió al ser arrollado por el tren y sus extremidades fueron halladas esta mañana en diferentes puntos de una zona del municipio de Escuinapa, en el sur de Sinaloa.
El cuerpo despedazado estaba en un área de la marisma del camino que conduce a la comunidad de Arroyo Grande.

Fueron jornaleros agrícolas que pasaban por ese sitio quienes se avisaron a las autoridades de lo sucedido.

Se informó que la víctima era un velador de una huerta de mangos y que aparentemente se durmió en la vía.

Lo identificaron como Andrés de 62 años de edad, vecino de la colonia 10 de mayo de esa cabecera municipal. 

Las extremidades estaban regadas a lo largo de las vía y fue hasta que llegaron peritos de la Fiscalía que se procedió a levantarlas.

Commentarios

commentarios