Autoridades de Estados Unidos negaron la petición de cambio de sala de visitas a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, por seguridad.

Los fiscales del caso aseguran que cualquier precaución es poca.

Los fiscales del caso aseguran que cualquier precaución es poca.

Argumentan que permitir que el narcotraficante mexicano se reúna cara a cara con sus abogados, sin un vidrio de por medio, “es peligroso”. Señalan que ‘El Chapo’ “podría tomar un cable eléctrico para estrangular a su abogado” o “partir por la mitad algún cd con información judicial para usarlo como arma”.

Con información de FOROtv y Televisa

Commentarios

commentarios