CONECTATE CON NOSOTROS

Estatal

Johana, “la otra novia de Culiacán”, voló hacia lo más alto

 Yohana era una mujer que contagiaba alegría con sus “locuras” y sorprendía a chicos y grandes al arrojarse desde las alturas junto con los voladores de Papantla.

Su carisma, buen sentido del humor y su deshinibida personalidad la llevó a cautivar los corazones de los culiacanenses.

A Lourdes Carrillo, quien la veía con frecuencia los sábados en un bar de la ciudad, le vienen momentos inolvidables al hablar de esta joven, a quien la vida quizás no la dotó con todas sus facultades mentales, pero sí de un gran corazón.

“Hace dos semanas andaba en brasier y calzones bañándose, disfrutando en la espuma, también una vez se vistió de La Novia Culiacán”, contó la señora Lourdes.

Otro de sus sitios preferidos era el Paseo del Ángel, La Catedral.

A Yohana le gustaba bromear con los clientes, mientras les vendía un par de chicles.

A veces tenía suerte en la venta, otra veces no, pero nunca hizo un mal gesto, siempre agradecía con una sonrisa.

Los meses de noviembre y diciembre para Yohana eran una fiesta, salía de su casa, en la colonia Buenos Aires, vestida con pantalón de mezclilla, blusa a cuadros y su cinto rumbo a la Feria Ganadera, la fiesta del pueblo.

Una de tantas anécdotas que Lourdes comparte de Yohana es la valentía que la caracterizaba.

Entre risas recuerda que los voladores de Papantla la contrataban para que se arrojara junto con ellos desde las alturas.

A Yohaba no le daba miedo nada, vagaba por la ciudad sin importar las altas horas de la noche, siempre encontrado a alguien que le tendiera la mano.

Con frecuencia acostumbraba caminar horas y horas hasta llegar a un panteón de la ciudad para visitar la tumba de una persona que aseguraba fue su novio, a quien apodaban “El Lencho” y le llevaba alimentos porque ella decía que tenía hambre.

“Iba a llevarle comida, decía que era su novio, pero yo creo que fue conocido de ella y fue una persona muy especial y muy querido”, contó la trabajadora del bar.

Su afán de visitar el campo santo le trajo problemas con su papá, una persona de la tercera edad que le aconsejaba no vagar sola por la ciudad, pues tenía temor que ante su condición de salud, pudiera poner en riesgo su vida.

Yohana no escuchó los consejos de su padre, abandonó su hogar y hasta hace algunos días se encontraba desaparecida, hasta que a través de un video realizado por los payasos de La Toledo, se le vio de nueva cuenta a esta carismática mujer, pero en esta ocasión no con la sonrisa que siempre la caracterizaba.

“Ella anunció su muerte en el video, se quería ir al cielo”, dijo conmovida Lourdes.

Este sábado, Yoahana, un personaje que con sus “locuras” logró conquistar Culiacán, pasó a formar parte de sus leyendas.

La carismática mujer perdió la vida tras ser atropellada por un automóvil, cuando intentaba cruzar la carretera Culiacán-Eldorado, en las inmediaciones del Piggy Back.

La sonrisa de su rostro de apagó pero hoy desde otra dimensión seguramente seguirá haciendo reír y su recuerdo permanecerá por siempre en los corazones de los culichis.

Este sábado rendirán un homenaje en su memoria en bar B-Equal de la ciudad.

Su cuerpo será velado en funeraria Emaus del Zapata.

Durante una transmisión en vivo que compartieron dos jóvenes, Johana anunció su muerte, se quiso enfermar del estómago “porque la vida, la muerte mía, muy pronto me voy a morir y enterrar en el panteón”.

Con información de: Noticias Cafe Negro Portal

-Publicidad-

-Publicidad –

Advertisement

Lo + Leído

Copyright © 2018 - Todos Los Derechos Reservados - REPORTEROS ASOCIADOS, Adaptado por Servipub.