A petición expresa de los vecinos, y con la anuencia de la Dirección de Ecología y Medio Ambiente, la Dirección de Servicios Públicos Municipales procedió a retirar tres árboles de la especie “Ficus”, de al menos 30 años de antigüedad, cuyas raíces levantaron prácticamente por completo la banqueta y estaban ya a punto de caer sobre las fachada de una vivienda, en el Centro Histórico de Mazatlán.
El reporte se recibió este sábado por la mañana y de inmediato fue atendido por las direcciones de Obras Públicas, Servicios Públicos Municipales y Ecología y Medio Ambiente, que fue finalmente quien autorizó la extracción del los árboles, que fueron sacados de raíz para ser replantados en el Bosque de la Ciudad.

Tras hablar con los vecinos, la directora de Ecología, Patricia Peraza, informó que además de tratar de salvar los arbolitos, lo primordial de garantizar la seguridad de los moradores de las viviendas y por supuesto, de su histórico patrimonio. 

Dichos Ficus se encontraba sobre la calle Carnaval, entre Libertad y Romanita de la Peña.

El proceso de podado de los árboles se dificultó por la presencia de cables de energía eléctrica y otros servicios, por lo que incluyendo el podado, extracción y traslado al bosque de la ciudad, duró aproximadamente una hora y media por cada uno de ellos, manifestó Miguel Pérez director de Servicios Públicos Municipales.

Commentarios

commentarios