CONECTATE CON NOSOTROS

Internacional

Perro se niega a dejar a su mejor amigo en el hospital

Visitar un hospital nunca es divertido y para un niño con autismo puede ser una experiencia muy pesada. James Isaac, de 9 años, no puede hablar y no le gusta el contacto físico. Pero él tiene una cosa que lo hace sentir muy seguro: su perro Mahe.

Hace poco James visitó un hospital de niños en Wellington, Nueva Zelandia, para hacerse una resonancia magnética. Su perro guía, Mahe, lo acompañó para apoyarlo.

Mahe llegó a la familia hace dos años y medio y la mamá de James, Michelle, cuenta que el perro ha cambiado la vida de su hijo. El perro acompaña a James a todas partes y lo tranquiliza cuando está preocupado o cuando tiene miedo.

No es solamente en el hospital que James necesita apoyo de su perro. Antes que Mahe llegara a su vida era difícil para la familia salir a la calle.

 

“Ni podíamos salir a tomarnos un café con la familia. James se preocupaba mucho y solamente se quería ir. Pero cuando llegó Mahe James se quedaba tranquilo y esperaba a que nos tomaramos nuestro café”, cuenta la mamá de James.

“Hay un vínculo mágico entre los niños con autismo y sus perros. Ellos pueden calmar a los niños. Los niños pueden quedarse mirando al perro, algo que muchas veces no pueden hacer con sus padres o hermanos”.

Cuenta Wendy Isaac, quien trabaja entrenando a perros guía.

Mahe no solamente tranquiliza a James, también hace que se sienta seguro. Cuando están afuera están pegados el uno al otro. Si James sale corriendo o si va a cruzar una calle llena de autos Mahe lo para.

Es algo mágico la relación que podemos tener con los animales, ellos están llenos de amor para dar.

Información: https://lanetaviral.com/perro-se-niega-a-dejar-a-su/

-Publicidad-

-Publicidad –

Advertisement

Lo + Leído

Copyright © 2018 - Todos Los Derechos Reservados - REPORTEROS ASOCIADOS, Adaptado por Servipub.