Una corte de Reino Unido condenó con 21 meses de prisión a una joven por derramar ácido a una compañera de clase de orquesta que había comenzado a salir con su ex novio.

Según medios locales, Emily Bowen, presunta atacante, depositó una fórmula que contenía un 91 por ciento de ácido sulfúrico en el estuche donde su compañera, Molly Young, guardaba su viola. Cuando la víctima -de aproximadamente 17 años- sacó su instrumento, sintió un olor desagradable.

Casi al instante, el ácido comenzó a derramarse sobre sus piernas, provocándole severas quemaduras y la desintegración de una parte de sus miembros.

Varios testigos declararon haber visto a Emily entrar a la sala de música instantes antes del incidente. Asimismo, las investigaciones encontraron que en el celular de la agresora había búsquedas relacionadas con ataques con ácido.

Por su parte, Molly dijo a la Corte de Edimburgo que tuvo que someterse a varias cirugías plásticas para recuperar la forma de sus piernas, según consignó la BBC.

“Se trató de un ataque completamente perverso”, aseguró el fiscal del caso.

Finalmente, el abogado defensor de Bowen explicó que la joven ha sido diagnosticada con depresión y autismo y lucha por poder lidiar con lo ocurrido.

Con información de: La Neta Noticias

Commentarios

commentarios