A través de un recorrido por la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Norponiente, estudiantes de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo conocieron el proceso que realiza la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán en el saneamiento del líquido que ahí llega, para de esta manera evitar daños en el medio ambiente.

Acompañados del encargado de la Planta y la coordinadora de Cultura del Agua, los jóvenes pudieron observar cada una de las etapas por las que atraviesa el líquido y constatar qué es lo que sucede con el que diariamente es desechado en los hogares o empresas del puerto.

Comprendieron que el darle un tratamiento a esas aguas es algo indispensable, pues con eso se logra evitar hacer un daño ecológico.

También aprendieron que las aguas que son tratadas pueden ser utilizadas en actividades como regar parques y jardines o en la construcción, fomentando así el ahorro del agua potable.

Commentarios

commentarios