CONECTATE CON NOSOTROS

Estados

Reo vive calvario para que le den permiso de recibir atención médica

En junio del 2016, William Ernesto Pacheco Bravo ingresó en una silla de ruedas al Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito por el delito de narcomenudeo, acababa de ser intervenido quirúrgicamente y se le habían colocado unos clavos en una de sus piernas.

Durante la estancia en el penal llevó parte de su recuperación postoperatoria, sin embargo, en ese proceso su cuerpo rechazó los soportes, lo que ocasionó fuertes dolores.

Pese a su solicitud de ser trasladado al hospital para que médicos especialistas lo revisaran por considerar anómala su dolencia, la dirección del Cecjude le negó ese derecho.

Fue hasta el 1 de octubre, que un familiar acudió a las instalaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) con una carta escrita por su puño y letra donde pedía la intervención para que se le permitiera recibir atención médica, que el organismo intervino.

A pesar de que se tomó inmediatamente el caso, el permiso de salida para su valoración médica volvió a ser negado.

Incluso, cuando empezó a sangrar tras sufrir un accidente al interior del penal, se prohibió su salida al hospital, la CEDH tuvo que hacer presión, reveló al visitadora regional del organismo María Araceli Sepúlveda Sauceda.

“No se le retiraban esos soportes, le estaban produciendo daño, incluso hubo por ahí una lastimadura al grado de estarle sangrando. Coincidentemente el personal de la Comisión estaba allá en las instalaciones y tuvimos que exigir el traslado del joven hasta acá, hasta el Hospital General, cosa que fue difícil lograrlo porque no lo querían trasladar”, indicó.

Tras el retiro de los soportes externos por médicos especializados en traumatología, la CEDH tuvo que conseguir apoyos para poder solventar los medicamentos y los estudios.

“Una vez que fue atendido, pues resulta que los estudios, las atenciones médicas cuestan, hay gastos que se tiene que erogar y obviamente el joven no contaba con seguro popular, se logró con el apoyo de voluntarias del hospital que se proporcionaran medicamentos. Hemos estado trabajando conjuntamente con personas que hacen una labor altruista para apoyar este tipo de casos”.

Aún falta lo más difícil, una nueva cirugía para la extracción de los clavos. Este 28 de marzo el joven tenía una cita en el Hospital General de Los Mochis para valorarlo de nuevo y ver si era factible operarlo, pero hasta el momento la familia y la CEDH desconoce si se otorgó el permiso para que fuera trasladado.

Por ser de bajos recursos económicos los familiares no pueden frecuentarlo en el penal, incluso, Fórmula/Luz Noticias trató de contactarlos en sus domicilios, pero de acuerdo a los vecinos, trabajan todo el día y no cuentan con teléfono celular para poder entablar comunicación con ellos.

Cabe destacar que la intervención de la CEDH, y el compromiso que pidió José Carlos Álvarez Ortega, presidente del organismo, a su personal con este caso, seguirá hasta que se garantice que el joven se encuentra estable y recuperado completamente de su salud.

Con información de: luznoticias

-Publicidad-

-Publicidad –


Advertisement

Lo + Leído

Copyright © 2018 - Todos Los Derechos Reservados - REPORTEROS ASOCIADOS, Adaptado por Servipub.