CONECTATE CON NOSOTROS

Estatal

“Nacho”, el sinaloense internacional que no tuvo miedo a usar falda

La vida de José Ignacio Barajas Solano, de 33 años de edad y oriundo de Culiacán, dio un giro de 180 grados y ahora es un sinaloense ejemplar en el mundo.

El joven egresado de la licenciatura en ingeniería mecatrónica en el Tecnológico de Monterrey de la ciudad de Guadalajara cambió el aguachile y los callos de hacha por el haggis, black pudding, scotch broth, fish& chips, platillos típicos de la gastronomía escocesa.

Egresado del Cbtis 224, “Nacho” actualmente radica en Edimburgo, Escocia, a 7 horas de diferencia del tiempo del Pacífico mexicano.

Allá estuvo trabajando en automatización por un periodo de dos años y posteriormente decidió hacer una maestría en ciencias sustentables de energía en la Universidad de Edimburgo.

Durante el tiempo que realizó la maestría, quien fue su supervisor le ofreció “chamba”, por lo cual decidió quedarse en Escocia.

Posteriormente, inconforme con lo que estaba haciendo con un proyecto de celdas de hidrógeno, se animó a realizar un doctorado en energía undimotriz, que es energía generada por las olas.

Con el aprendizaje del doctorado, desarrolló un sistema de levitación magnética, también conocida por su acrónimo inglés Maglev, que es un método por el cual un objeto es mantenido a flote por acción únicamente de un campo magnético.

En el intermedio del doctorado, colaboró en un par de proyectos, uno relacionado con la energía por medio de oleajes y actualmente en energía eólica, que es una fuente de energía renovable que utiliza la fuerza del viento para generar electricidad.

Ignacio también se dio tiempo para el amor y durante el tiempo que realizó la maestría y el doctorado conoció a Elisa, de nacionalidad alemana, con quien procreó a Damián, un bebé de 9 meses.

El joven asegura que decidió irse de Sinaloa porque quería estudiar en alguna parte del mundo donde no se hablara español y así dominar otro idioma.

Además de español, ahora domina el inglés y un poco de alemán y francés. “Pero no mucho”, aclara.

“Como siempre me había llamado la atención la energía renovable, encontré que la universidad estaba en el top 15 de las universidades en el mundo en ese momento”.

“Nacho”, como lo conocen los plebes de la prepa, dejó de usar short y playera para enfundarse en una chamarra y guantes.

Dejó de sudar y padecer los más de 35 grados centígrados del verano en Sinaloa para gozar de un clima fresco.

Estaba acostumbrado a ver a diario en Culiacán a jovencitas bellas con su falda arriba de la rodilla y ahora ve normal cruzar a los hombres por las calles del Reino Unido con kilts, es decir, con faldas.

Entre risas, confiesa que sí ha usado faldas en dos ocasiones: La primera para apoyar a la selección de futbol de Escocia y la segunda para “echarle porras” al equipo mexicano en los Juegos Olímpicos.

También, agrega, las faldas o kilts son usadas por hombres para bailes tradicionales, como el céilidh, ceilidh, céilí o cèilidh, que es un festejo con danza tradicional de los pueblos gaélicos, aunque hoy día también puede encontrarse en otros países con población descendiente de emigrantes irlandeses y escoceses.

Contrario a lo que pudiera pensarse por el machismo mexicano, a las mujeres de Escocia les llama mucho la atención ver a hombres con faldas, dice.

Por el momento, asegura que no tiene previsto regresar a Sinaloa, ya que en Escocia, además de que formó una familia, se le abrió un abanico de oportunidades y puede realizar lo que más le gusta: la energía sustentable.

Nacho actualmente proyecta concretar un proyecto con la Upsin de Mazatlán el próximo año, aunque señala que en México “la academia está muy amafiada y tienes que pelear con egos de los investigadores que ya están instalados”.

“Aparte de llevarme a mi mujer y a mi niño sí me da un poco de miedo”, dice Ignacio, quien argumenta que su mujer brilla de extranjera por el color de su piel

Con información de: Culiacán, Sinaloa (Café Negro Portal).-

-Publicidad-

-Publicidad –

Advertisement

Lo + Leído

Copyright © 2018 - Todos Los Derechos Reservados - REPORTEROS ASOCIADOS, Adaptado por Servipub.