Este es el cocodrilo atapado en una playa frente al malecón de Mazatlán al medio día.

El reptil después de que elementos de protección civil, Bomberos y salvavidas lo agarraran cuando salió en una zona rocosa cercana al desagüe de una laguna, fue llevado a su hábitat natural.

A bordo de una camioneta lo trasladaron a un estero ubicado al norte del destino y ah lo soltaron.

Cuando estuvo en la arena pudo verse su tamaño al caminar, no hacia el agua, sino que enfiló el monte.

Commentarios

commentarios