El cuerpo hallado en Valle de Urías de Mazatlán, fue identificado como una probable víctima de secuestro.

Fue el pasado miércoles en El Rosario cuando desconocidos hicieron el plagio.

Los responsables pidieron rescate, la familia dio una parte del dinero y cuando entregarían el resto ya no les contestaron el teléfono.

Esa es la versión que uno de los familiares dio en el lugar donde encontraron los restos envueltos en una cobija de color azul y amarrado.

Pero a su dolor y coraje se enfrentaron a la tardanza para que las autoridades llegaran. Piensan que no les creían.

Dicen que fueron ellos quienes después de buscarlo lograron dar con el cuerpo.

Desde las nueve de la mañana habría a las autoridades el hallazgo en una brecha del asentamiento citado, entre los límites del fraccionamiento Rincón de Urías.

En el camino, cerca del cuerpo, permanecieron hasta después de las 14:00 horas cuando finalmente arribo el Ejército y la Policía Ministerial encargada de investigaciones.

El cadáver fue finalmente llevado al Servicio Médico Forense.

Commentarios

commentarios