De  manera irresponsable  alguna clínica tiró desechos infectos contagiosos en un lote baldío y le prendieron fuego.

 

 

Este hecho ocurrió frente a las instalaciones de la Policía Federal de Proximidad Social ubicadas al norte de Mazatlán y los cuerpos de emergencia tuvieron que movilizarse ante el reporte del incendio.

 

 

Al momento del arribo de bomberos al lugar  se encontraron que se trataba de material peligroso, biológico, infeccioso y que consta de muestras de sangre, agujas, medicamento para  las  infecciones.

 

 

El lote de frascos y medicamentos hallados en el lugar no tienen etiqueta de alguna dependencia como para sancionar a los responsables de esa anomalía.

 

 

El caso de este medicamento quemado fue casi frente a la PFP a espaldas de una pensión de automóviles decomisados.

 

 

Commentarios

commentarios