Desde la tarde del miércoles que se metió al agua en el estero El Infiernillo de Mazatlán y desapareció, nadie supo quién era.

Pero los habitantes de la zona reportaron que entro y no salió.
La búsqueda comenzó pero sin resultados positivos para los salvavidas.

Hasta la tarde de este viernes cuando alguien vio el cuerpo boca abajo, en la isla de mangle ubicada frente la colonia Libertad.

Los cuerpos de emergencia se trasladaron al lugar y lo ubicaron de inmediato.
Más tarde llegaron peritos de la Procuraduría de Justicia y en una lancha se trasladaron hasta al lugar y pudieron hacer el rescate.

Ninguno de los vecinos que estuvieron presentes lo conocen y las autoridades tampoco tienen ninguna alerta.

La única característica es que la persona era un poco obesa.
Los restos fueron llevados por una carroza funeraria al Servicio Médico Forense.

Commentarios

commentarios