Al no encontrar signos de violencia, la Fiscalía General del Estado presume que se trató de un suicidio el caso de la pareja norteamericana encontrada sin vida en un hotel de Mazatlán.

Juan José Ríos Estavillo, fiscal general estatal, informó que las primeras investigaciones revelan que las personas perdieron la vida luego de ingerir una mezcla que ellos mismos prepararon.

“Todo indica que prepararon un contenido de diversas mezclas, entre material médico con algunos referentes líquidos que, todo mezclado entre si, pudo haber alterado contenidos fisiológicos que los llevaron al suicidio”, dijo.

Ríos Estavillo precisó que en la habitación donde se dio el hecho, se encontraron cartas escritas de puño y letra de las personas que fueron encontradas sin vida, mismas que están siendo traducidas.

“De los primeros contenidos de las traducciones no oficiales que se está llevando a cabo es un análisis que se hace de acuerdo a reacciones que hace de ciertos medicamentos y las afectaciones que puede causar en el cuerpo humano en atención a las presiones de torrentes sanguíneas que se pueden llevar a cabo y cómo puede afectar la vida de una persona”, dijo.

Commentarios

commentarios