Mazatlán, Sinaloa, lunes 28 marzo 2015 La Semana Santa fue un periodo vacacional inédito en el que Mazatlán obtuvo una derrama económica de 710 millones de pesos, una ocupación hotelera al 100 por ciento, y aunque la circulación se alentó al congregarse casi 50 mil  vehículos en la zona turística, el tráfico fluyó y los servicios públicos funcionaron pese a la alta población flotante.

Lo anterior lo afirmó el Alcalde de Mazatlán, Carlos Felton González, durante la rueda de prensa ofrecida esta mañana en donde compartió que  el Bandódromo  recibió 108 mil visitantes,  de miércoles a sábado.

Destacó que la fiesta de acceso libre, logró convocar en Olas Altas a público de todas las edades: niños, jóvenes y adultos mayores que convivieron sin alterar el orden.   El Bandódromo generó condiciones para que los negocios establecidos  de la zona mejoraran sus ventas pues no fue concesionado a ninguna empresa cervecera y disminuyó el otorgamiento de permisos a vendedores ambulantes.2 3 4 5

Commentarios

commentarios