Dentro del Ciclo “Germania”, una mirada a las mejores obras de la cinematografía alemana y su sociedad, este sábado se exhibe en El Cinematógrafo del Instituto de Cultura de Mazatlán la película “Moloch”, del célebre cineasta ruso Aleksandr Sokurov.

La función empieza a las seis de la tarde y la entrada es libre para todo público, frente a la Plazuela Machado. Cupo Limitado.

“Molokh” significa “Rey” en hebreo. “Moloch” es el nombre de la divinidad a la que ofrecían niños en sacrificio. En este filme, Sokurov realiza un interesante retrato íntimo de Hitler y su amante Eva Braun.

A las puertas de la derrota nazi en el frente soviético, con el espectro de la muerte y la soledad sobrevolando a los personajes, en el remoto refugio alpino del Nido del Águila, Eva Braun recibe la visita de Adolf Hitler, su amante, que viene acompañado de sus más fieles subalternos.

Pasan un día de descanso entre comidas vegetarianas, bailes grotescos y paseos por la montaña; todo salpicado por paradójicas discusiones que dibujan la figura de un dictador decadente, paranoico e infantiloide, rodeado de un grupo servil y envidioso.

Nacido en una aldea de Siberia, Aleksandr Sokurov se ha convertido según muchos críticos en el sucesor virtual de Andrei Tarkoski. Su primer filme aclamado internacionalmente es “Madre e hijo” (97), continuando con “Padre e hijo” (03).

Su famosa tetralogía sobre el poder está compuesta por “Moloch” (99), sobre Hitler, “Taurus”(2000), sobre Lenin; “El sol”, sobre el Emperador Hirohito y, cierra con “Fausto” (2011), ganadora del Premio León de Oro a Mejor Película en el Festival de Venecia. Otros de sus filmes más conocidos son “El arca rusa” (02), “Alexandra”(2007) y “Francofonía”(2014), estrenada en Cannes, 2015.

 

Commentarios

commentarios