Su abuela vio a “Chema” subir al taxi que lo llevaría a Santiago Ixcuintla el jueves por la mañana; desde entonces, PERDIERON TODO CONTACTO CON ÉL:

Santiago Ixcuintla.- Desde el pasado jueves por la mañana, los padres de José María Esparza perdieron todo contacto con él, luego de que saliera de su casa en Puerta de Mangos con la idea de vender un celular y dejar en reparación otro más, actividad a la que se dedicaba últimamente.

Fue su abuela materna la última integrante de la familia que lo vio, precisamente cuando abordaba el taxi que lo llevaría a la cabecera municipal; de hecho, también llevaba el teléfono celular de su mamá para mantenerse en comunicación.

Sin embargo, a eso de las 11:00 de la mañana su padre, Antonino Esparza, mejor conocido como Tony Esparza, soldador de profesión, le marcó para pedirle llevara algo para la comida, pero el joven “Chema” ya no contestó. Le marcaron una vez más y así pasó con los demás intentos, el celular enviaba directo al buzón.

La familia de “Chema” se encuentra alarmada, pues a decir de su papá es un joven que no tiene vicios, que apoya en el taller de soldadura propiedad de la familia y se dedica a la reventa de celulares y cachuchas, porque por las condiciones económicas no pudo seguir estudiando y por ser el más chico, dice, está en constante comunicación con su mamá.

Cualquier dato puede ser valioso para dar con su paradero, por lo que el teléfono 323 117 91 31 está a la disposición de quien pudiera proporcionar información sobre José María.

Con información de: Antonio Tello

Commentarios

commentarios