León, Guanajuato.- El fenómeno de justicieros se replica en Guanajuato. Ahora, dos mujeres detuvieron y sometieron a golpes a un hombre que había ingresado a una vivienda para robar.

Las mujeres se percataron del robo, pues se llevaba ya una mochila, un reproductor de DVD y un televisor, y lo siguieron hasta darle alcance.

Ahí, entre las dos, lo derribaron. Al darse cuenta del alboroto, unos 20 vecinos lo patearon y golpearon con piedras y ladrillos.

Los vecinos lo señalaron como el responsable de diversos delitos, y dijeron estar hartos de la impunidad.

El ladrón perdió la parte superior del dedo anular de la mano izquierda producto de un ladrillazo, que practicamente le amputo el dedo. También presentaba series escoriaciones en la cabeza, y se quejó de un intenso dolor en las costillas.

Los hechos ocurrieron en la colonia Cerro Amarillo, de la ciudad y es que a plena luz del día, el sujeto conocido como Iván Guadalupe, de 34 años, intentó realizar el robo.

Informacion: Excelsior

Commentarios

commentarios