Durante la madrugada se confirmó que fueron hallados catorce cuerpos y luego sacados de un voladero de la carretera. Incluso algunos de los restos humanos fueron regados sobre la cinta asfáltica.

Esto ocurrió en la vía estatal Tlapa-Marquelia, en el punto conocido como “Cerro Cántaro”, en el Estado de Guerrero.
Desde el  sábado por la tarde se reportó vía 911, que sobre la carretera había restos humanos, exactamente a unos cuantos metros del puente de Santa cruz, comunidad perteneciente al municipio de Copanatoyac.
De inmediato un grupo de la Policía municipal preventiva destacamentados en el municipio de Copanatoyac llegó al lugar de los hechos y observó que en el lugar había una camioneta sospechosa, hombres que al perecer son los que estaban calcinando a dos cuerpos, los Policías procedieron a detener a los delincuentes e inició una persecución, sin embargo, metros más adelante los agentes policiacos volcaron, resultando heridos 5 de ellos y después fueron trasladados al Hospital General para su atención médica.
Más tarde al lugar de los hechos llegaron peritos en criminalística, quienes no pudieron hacer nada, pues los restos humanos se encontraban como a 400 metros del asfalto sobre un voladero.
Fue hasta el día de ayer domingo cuando el Servicio Médico Forense, Protección Civil estatal y peritos en criminalística, acudieron al lugar de los hechos, donde encontraron dos cuerpos calcinados, un hombre semidesnudo y decapitado; también dos calcinados, y un centenar de restos óseos, dando un total de 14 personas encontradas.
Según los primeros reportes, indican que de las 14 personas, solo alcanzaron a rescatar 12 y los otro dos quedaron en el lugar de los hechos, y será hasta el día hoy lunes cuando las autoridades vuelvan por los otros 2 cuerpos que faltaron.
Los restos humanos se piensa que son de personas “levantadas” en la ciudad de Tlapa, y en ese lugar los iban a tirar los delincuentes.
En la zona de los hechos se piensa que podría haber más restos humanos, ya que las autoridades aún no han peinado toda la zona del crimen.

Commentarios

commentarios