En 2014, la empresa de la bebida austriaca Red Bull tuvo una demanda colectiva en Estados Unidos por 13 millones de dólares. ¿La razón? Hacer presuntas afirmaciones publicitarias falsas y engañosas, luego de años de identificarse bajo el lema Red Bull te da alas.

Por increíble que parezca, uno de los demandantes dijo que la comercialización de la bebida es engañosa y fraudulenta. La empresa aceptó resolver la demanda y evitar nuevos litigios, pero siempre dejó claro que su comercialización y etiquetado fue veraz y exacto.

Cabe señalar que la firma australiana vende más de 5 mil millones de latas de bebidas al día en 265 países y durante años se ha hecho famosa por ser una acompañante de los deportes extremos de riesgo y aventura.

De acuerdo con Mientras tanto en México, el famoso anuncio publicitario comenzó a transmitirse a mediados de los años 90 con una serie de anuncios televisivos, los cuales se caracterizaban por tener animaciones sencillas en blanco y negro.

Fue precisamente esta publicidad la que llevó a Benjamin Careathers a cuestionarse si la bebida realmente le daba alas, pero, al comprobar la falacia del mensaje, terminó demandando a la empresa por publicidad engañosa en el año señalado.

¿Cómo se resolvió todo? Red Bull prometió devolver 10 dólares a cualquier cliente estadounidense que haya comprado su bebida desde el 2002. También señaló que devolvería 15 dólares en productos de Red Bull a los afectados. Tras el acuerdo, la marca debería pagar 13 millones de dólares.

Con información de Mientras tanto en México y Semana.

Fotografía de Cartas desde Cuba.

Commentarios

commentarios