Este es un articulo publicado por Ángel Garcìa, ex director de Ecología de Mazatlàn que vale la pena leer, porque dice exactamente lo que suceda en Mazatlan y sucederá cuando llueve como la mañana del sábado.
Esa no fue la primera vez de una inundación así. La ultima lluvia fuerte se registro  hace tres trienios.
POR ESTO SE INUNDA MAZATLÀN
Por: Ángel García
La tromba que dejó daños materiales incuantificables aún, afectación a la población de colonias inundables y desbordamiento del drenaje en diversas zonas de la ciudad, entre otros males. Ante ello, la indignación de la sociedad en contra del gobierno es manifiesta y entendible, por lo que vale hacer las siguientes reflexiones:
1. La ciudad y puerto de Mazatlán está asentada sobre esteros, marismas, arroyos y terrenos ganados al mar. Un solo ejemplo de lo anterior, es que el Estero del Infiernillo, que tenía en 1950 todavía 370 hectáreas a la fecha sólo le quedan menos de 70; y la boca de salida del Estero en ese entonces tenía 300 metros hoy sólo tiene 50 metros ubicada en el Puente Juárez.
2. El crecimiento urbano de la clase baja, media baja y media se desarrolló sobre estos asentamientos irregulares o en areas colindantes que hoy son de las zonas más vulnerables de la ciudad ante el embate de los fenómenos hidrometeorológicos.
3. Este crecimiento histórico anárquico se generó con la tolerancia e indolencia de los gobiernos en turno y el interés político-electoral; y ante la presión social y exigencia de vivienda de amplios segmentos de la sociedad.
4. La ciudad de Mazatlán está asentada sobre el nivel del mar; y en algunas zonas inundables abajo del nivel del mar, por esta razón orográfica y topográfica es inviable y casi imposible que Mazatlán cuente con drenaje pluvial.
5. La ciudad sólo cuenta con drenaje sanitario para garantizar la salud pública y garantizar el desarrollo de la ciudad. Esta infraestructura que ha venido sustituyéndose gradualmente en zonas críticas, es porque ésta ya no existía o tenían múltiples fugas, lo que ocasionaba socavones que ponían en riesgo la integridad de automovilistas e infiltración al suelo y subsuelo generando contaminación ambiental.
6. Es decir, el drenaje sanitario sustituido — siendo objetivos y realistas– no va a solucionar el problema de inundaciones en la ciudad por las características naturales de ésta agravadas por el crecimiento desordenado de la mancha urbana dentro de ecosistemas acuáticos al interior de la ciudad.
7. No obstante, ante esta situación no habría que ser deterministas. Es decir, no habría sólo que encomendarse a dios y a la virgen en temporada de lluvias; sino exigir a las autoridades que cumplan estrictamente con la Ley y dejar de autorizar construcciones en zonas inundables (como el fraccionamiento ubicado atrás de Soriana Insurgentes aprobado en la pasada administración); o la tolerancia y negligencia criminal ante el relleno de esteros, como sucede en la colonia Casa Redonda, Urias, Quinta Chapalita, entre otras, el cual continua impune.
En conclusión, la relación hombre-naturaleza es dialéctica y el uso o abuso que hagamos de ésta tarde que temprano se nos revierte. Es momento de asumir políticas públicas visionarias y estratégicas y los ciudadanos ser corresponsables en su cumplimiento y ejecución.

Commentarios

commentarios