Un policía quiso hacer trampa para entrar a un  baño público y por querer evitar el pago de la cuota quedo atorado en los torniquetes.

Este hecho se registró a las 06:00 horas de la mañana en la Central de Abastos de la Ciudad de México.

Según el reporte, eran seis pesos los que el agente, del que  o se dio la identidad,  tenía que cubrir para poder entrar a realizar sus necesidades, pero quiso entrar por donde es la salida y eso causo que quedara entre los fierros puesto que el  equipo no pudo girar.

Otros de sus compañeros acudieron para darle ayuda y sacarlo del atolladero en el que se metió y posteriormente los mandos de dieron una regañada.

 

 

Commentarios

commentarios