Vehículos nuevos de la marca Honda, Toyota, Chevrolet, Volkswagen y Nissan, son los preferidos actualmente por los robacarros, y la gran mayoría de esas unidades son utilizadas para la “guerra” y para el trasiego de armas y droga por parte de los grupos de narcotraficantes que operan en el estado, revelaron policías que participan en los operativos de seguridad en Sinaloa.

Policías municipales, estatales y agentes de la hoy Policía Investigadora, antes Policía Ministerial del Estado, revelan también algunas de las zonas donde se han despojado a mano armada muchos de los vehículos que fueron robados en este año, principalmente en Culiacán, Navolato y Elota.

Los vehículos que más se roban son camionetas de la marca Honda, tipo CRV; Toyota Tacoma, RAV4 e Hilux; y de la marca Chevrolet, tipo Tahoe, Colorado y Cheyenne, mientras que sobre los automóviles que actualmente prefieren los robacarros son el Sentra y el Versa, de la marca Nissan; el Vento y Jetta de Volkswagen; y el Acoord de Honda.

Sobre las zonas de alta incidencia de robo de carros dijeron que se encuentra principalmente el área de Barrancos, La Costerita, Campo El Diez, sobre la carretera Culiacán-Eldorado; Las Quintas, La Campiña, la zona de la Isla Musala y la zona cercana al Botánico, Centro de Ciencias y la UAS, en Culiacán.

En Navolato la zona de mayor riesgo para los automovilistas es el tramo de San Pedro a El Batallón; carretera Culiacán- La Palma y La Costera; carretera El Vergel-Altata; y las carreteras que conducen a la sindicatura de Villa Juárez.

Otra de las zonas donde aún persiste ese delito es sobre las carreteras que pasan por el municipio de Elota.

Los policías coinciden en que la nueva fractura que sufrió el Cártel de Sinaloa desde principio de año provocó que el robo de vehículos se disparara en el estado, y que al día se roben hasta 20 unidades motrices.

“Muchos de los vehículos robados son utilizados para la “guerra” que mantienen los grupos de narcos. Los usan también para mover armas, droga y sicarios”.

Tan solo en septiembre, la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa reportó la recuperación de 17 vehículos de esas marcas y tipos de vehículos en los municipios de San Ignacio, Elota, Mazatlán, Culiacán, Badiraguato y Navolato, los cuales fueron robados este año.

La SSPE informó que tres de esas unidades son una Toyota Hilux; una RAV4, y un vehículo Volkswagen, Vento, en las cuales se localizaron por lo menos 12 armas largas y cortas, así como cargadores y cientos de cartuchos útiles.

En esas acciones por obtener vehículos para sus operaciones, los grupos del crimen organizado han incurrido principalmente en despojos a mano armada y con lujo de violencia que ya ha cobrado la vida de varias personas; las víctimas han sido principalmente ciudadanos, pero también el robo de carros ha alcanzado a jueces, policías, funcionarios y hasta dependencias de gobierno.

De acuerdo con estadísticas oficiales de la Fiscalía General de Sinaloa, en lo que va de la administración del Gobernador Quirino Ordaz Coppel, de enero a septiembre del 2017, se han robado 5 mil 460 vehículos, principalmente en Culiacán, Navolato, Elota, Ahome, Gusave y Mazatlán.

En enero fueron robados 583 vehículos en todo el estado; en febrero, 571; en marzo, subió a 671; en abril, 652; y en mayo se disparó hasta 681 unidades robadas.

En junio la cifra de vehículos robados “descendió” a 625 y en julio bajó hasta 527 unidades robadas. En agosto subió de nuevo a 604 y en septiembre se robaron 543 vehículos.

Mientras que en todo el 2016, en el último año de la administración del entonces gobernador Mario López Valdez, se robaron 4 mil 812 vehículos.

Debido a esa alta incidencia, la Fiscalía General de Sinaloa se vio obligada a crear la Unidad Especializada en Investigación de Robo de Vehículos.

Sin embargo, la cifra de robo de vehículos registrada en lo que va del 2017, siguen colocando a Sinaloa dentro de los 8 estados de la República con mayor incidencia en ese delito.

Con información de: Cafe Negro Portal 

Commentarios

commentarios