El pasado 27 de marzo a mediodía, Míriam abordó un Uber en la ciudad de Culiacán, Sinaloa y desde esa fecha su familia no ha vuelto a tener noticias de ella.

Según información de Sin embargo, la joven, quien acababa de cumplir 18 años, salió para realizar cobros por la venta de ropa, que es a lo que se dedica, y dijo a sus familiares que volvería más tarde, sin embargo, esto no ocurrió.

Luego de varias horas desaparecida y sin responder el teléfono, la familia de Míriam acudió al Ministerio Público pero las autoridades les pidieron esperar porque “en ocasiones las mujeres regresan solas”, y aseguraron que podía estar con su novio.

Asimismo, relataron que cuando finalmente el Ministerio Público tomó el caso, asignó a dos policías de investigación, sin embargo, no les entregó el acta de denuncia.

Cuando la familia se presentó a las oficinas de Uber en la capital de Sinaloa para pedir información sobre el viaje de Miriam, la compañía respondió que no podía proporcionar datos si no exhibían copia del acta de denuncia.

Con la llegada de las vacaciones, familiares de la joven señalaron que el Ministerio Público retiro a los agentes por lo que iniciaron una búsqueda por cuenta propia.

Vía: El Imparcial.

Commentarios

commentarios