Una mujer mato a su hijo al ofrecerlo en un ritual satánico y aunque el padre denuncio que su hijo sufria el maltrato, las autoridades no llegaron a tiempo y al momento en que acudieron ya lo encontraron sin vida.

El de nombre de la presunta respoinsable es Leticia “L” y el informe es que  le quitó la vida a su pequeño Belcebú de ocho meses de edad para ofrecerlo al demonio en un rito satánico  en Chimalhuacán, Estado de México.

El bebé apenas tenía ocho meses de edad, la mujer nunca permitió que se le registrara ni mucho menos que su padre tuviera contacto con él. Meses más tarde, el padre del pequeño se enteró que ella y su nueva pareja, identificado sólo como Axel, maltrataban a su hijo por lo que pidió ayuda a la policía.

Sin embargo, fue demasiado tarde, ya que en un rito satánico la mujer, vestida completamente de negro, mutiló al pequeño y luego lo mató, según ella, para ofrecerlo al diablo.

Agentes de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México que buscaban al niño, catearon la casa donde aquella mujer hizo el ritual, en Chimalhuacán. Y ahí lo hallaron sin vida.

Un pentagrama pintado en el piso, con la silueta del niño dibujada en medio y algunas veladoras estaban ahí. Libros de tarot y magia, cráneos y objetos de brujería fueron hallados en diversos puntos de la casa.

En el lugar, sólo se localizó a la mujer no al hombre identificado como Axel, en los cuartos del lugar, habían diversos objetos de brujería. Una jaula colgada desde el techo, figuras del diablo, chivos, cráneos, libros de magia negra todo estaba en diferentes lugares de la casa.

También estaba la andadera del bebé. Sus tenis azules y una cobija. Al niño no lo habían registrado. Pero según la madre, al pequeño lo llamaban Belcebú y lo habían mutilado vivo y luego matado porque era una ofrenda para Satanás.

Los agentes ministeriales llevaron a Leticia al Ministerio Público y actualmente se encuentra en prisión.

Vía periódico central

 

 

Commentarios

commentarios