Una mujer de Kazajistán mutiló los genitales de su novio con un bisturí tras saber que él tenía una amante.

Zhanna Nurzhanova, de 36 años, fingió querer tener relaciones sexuales con él y le propuso un juego sexual, después lo amarró y sedó para cortar sus testículos mientras este no podía hacer nada.

“Le ofreció hacer un juego sexual y atar sus piernas y manos con cuatro bufandas. Luego sacó dos pastillas, barbitúricos, y lo forzó a tomarlas, le sacó su ropa interior y lo acusó de estar en contacto con otra mujer. Golpeó su cabeza, su rostro y su pecho con un palo de aluminio. Luego tomó tres ampollas (de anestesia) y una jeringa, y se la inyectó alrededor de la ingle“, contó una fuente con acceso al expediente.

Al finalizar eso tomó un bisturí y comenzó a hacer los cortes en el testículo izquierdo y atando el cordón espermático con un hilo. Luego fue al testículo derecho, pero la víctima comenzó a sangrar y lo llevó al hospital para salvarle la vida.

Ahora ella podrá pasar 10 años en la cárcel, mientras que él podrá seguir teniendo relaciones sexuales a pesar de no tener testículos.

“Si su pene todavía está en su lugar, no tendrá hijos, pero podrá tener sexo. Su cuerpo pasará inevitablemente por cambios hormonales, declinará su libido, le provocará obesidad y fatiga crónica“, explicó Bulat Shalekenov, director de la Asociación de Salud Masculina de Kazajistán.

Información: Infobae

Commentarios

commentarios