La disfuncionalidad de los servicios públicos y la ausencia de ellos en el colmo de los casos, es el reclamo mayoritario de vecinos de diversos asentamientos de Mazatlán y la colonia Esperanza no se salva de esta situación.

     Durante su recorrido de hoy por esta parte de la ciudad, Irma Tirado Sandoval candidata del PRI, PANAL y Partido Verde Ecologista de México a la diputación por el distrito 22; recogió innumerables peticiones de mejoramiento en los servicios públicos, desde falta de luminarias en esquinas que sirven de refugio a los malandrines, hasta mayor fluidez en el abasto de agua: “Nos sale un chorrito y cuando quiere. A pero para cobrarla, que buenos son”, dijo doña Raquel mientras se mecía en su poltrona al pie de la banqueta.

      Acompañada en esta ocasión por la senadora priista Diva Adamira Gastelun Bajo, quien junto con la candidata se puso a gastar suelas en el clásico toque de puertas, comentó: “Me ha tocado visitar a mucha gente grande que vive en esta colonia, lo que me indica la necesidad de poner un centro comunitario en este lugar para atención y distracción de ellos, sin embargo son las quejas por la falta de servicios públicos lo que la gente más reclama”, apunto Tirado Sandoval.

      Y es precisamente de estas necesidades que la candidata apuntó entre los primeros renglones de sus intenciones legislativas, gestionar de manera permanente y real, la etiquetación de recursos suficientes para que los ayuntamientos puedan otorgar servicios públicos básicos sin pretextos y contando con la colaboración de una comisión que se dedique exclusivamente a estudiar y promover programas estatales y federales con este fin.

“La gente te pide que les repongas los focos fundidos de las luminarias, que les arregles las banquetas y las calles, que les pavimentes y hasta que les arregles los columpios rotos; pero eso no es función de un diputado, sin embargo si podemos influir y mucho, en conseguir recursos para que los ayuntamientos no tengan pretexto para cumplirle a la ciudadanía”, apunto Tirado Sandoval.

Commentarios

commentarios