La III Muestra de Teatro Mazatlán dio inicio este jueves en Casa Haas con “La tercera ley de Newton”, de Leticia Téllez, que bajo la dirección de Alfredo Vergara hizo que los actores del taller de Teatro Tartufoinc. ofrecieran una poderosa representación.

En esta breve obra, las pasiones, deseos, incongruencias y defectos del ser humano son expuestos con naturalidad a través de las estudiantes “Violeta” (Giovanna Talavera) y “Romina” (Samantha Narváez), y del “Profesor” (Manuel Olivas).

En un breve monólogo, “Violeta” expone que, en la vida, ninguna teoría posee relevancia si no es comprobada, asimilada por la propia experiencia, y a partir de allí, los mundos interiores de los personajes serán expuestos lentamente hasta desembocar en una tremenda crisis.

Los deseos de “Romina” hacia “Violeta” no pueden consumarse, la amistad y, sobre todo, la decisión de la segunda lo impiden; sin embargo, la inteligente “Violeta” es arrastrada por la pasión hacia el “Profesor”, un personaje dominante y manipulador.

La tensión entre el maestro y su pupila se desbordará cuando éste confiesa ser casado, y en ese momento, la violencia se convierte en la línea a seguir para los personajes: “Violeta”, despechada y fuera de sí ataca a su amante, y éste simplemente termina por imponer su fuerza para dejar claro que él es quien decide que rumbo toman las cosas.

Al final, en un momento de vulnerabilidad, “Violeta” abrirá una oportunidad para que “Romina” consume sus deseos.

Así, en una obra compacta, sobria y sencilla, los miembros de Tartufoinc. se mostraron como un grupo joven, ansioso de probarse sobre los escenarios y dispuestos a asumir serios desafíos teatrales.

Commentarios

commentarios