Una mujer fingió estar embarazada para que un trailero le diera un aventón junto con su pareja. Fue la versión que chofer dio a quienes le ayudaron después de que saltó para librarse de sus captores.

Esto ocurrió en el crucero de Piaxtla, en San Ignacio y minutos después de circular hacia el norte lo ataron de las manos y se apoderaron de la unidad.

Pero como pudo se desató de los cinchos que le pusieron y al entrar al Espinal decidió saltar y entonces cuando se dio el forcejeo; fue eso que ocasiono que el tráiler se saliera de la carretera, zigzagueara por la calle lateral y golpeara con una estructura y los árboles.

Cuando él estuvo en el suelo, los ladrones siguieron el trayecto, pero en la salida del pueblo vieron un punto de inspección de militares, por lo que se detuvieron y huyeron hacia el monte.

Fue como el chofer pudo recuperar la unidad cargada con mercancía y seguir con su camino.

Hoy los elementos de la Secretaría de la defensa Nacional ya no estaban en ese sitio y se asegura que nunca se habían instalado ahí, aunque esta vez, lo hicieron en el momento preciso.

Commentarios

commentarios