Gracias a las nuevas tecnologías la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán puede ofrecer a la ciudadanía más y mejores servicios tanto en lo que se refiere al mantenimiento como a la construcción de nueva infraestructura.

Tal es el caso de la rehabilitación de la tubería vieja  por una nueva que ya  se está instalando en la calle Aquiles Serdán, entre 21 de Marzo y Lázaro Cárdenas.

De acuerdo al proyecto inicial, la inversión es por el orden de los 14 millones de pesos y en ese tramo se van a reponer 620 metros lineales de un colector de 30 pulgadas de diámetro, con lo cual se mejorará la fluidez de las aguas negras  luego de que la tubería original de concreto sea reemplazada.

La novedad en este caso estriba en que en vez de usar la tecnología y los procedimientos tradicionales, Jumapam contrató a una empresa que realiza la instalación de la tubería causando el mínimo de molestias a los usuarios sin romper el pavimento ya que se trabaja de pozo a pozo de visita

La empresa constructora encargada de los trabajos se llama B & G  y el sistema se llama Berolina-Liner, el cual está formado por compuestos de fibra de vidrio y redes de poliéster resistentes a la corrosión e impregnadas de resina no saturada.

El Berolina-Liner, es una manguera impregnada con resina que se introduce por el pozo de visita de la tubería que se quiere rehabilitar y se endurece en su interior a través de Luz Ultravioleta y de esta forma, la canalización queda sellada.

Adicionalmente, este revestimiento refuerza la estructura del sistema de tuberías.

Gracias a este nuevo procedimiento se suprimen los costosos trabajos de excavación y la infraestructura alrededor de la zona que se quiere rehabilitar.

134567 

Commentarios

commentarios