Todavía no cantaban los gallos y Maribel Chollet, candidata por el distrito 23 del PRI, ya se enfilaba con todo y su equipo de campaña rumbo a Villa Unión, para platicar con los villaunuenses y pedirles su voto de confianza.

“A muchos les cuesta trabajo dejar el confort de sus camas, pero las amas de casa estamos acostumbradas a levantarnos tempranito a hacer el desayuno, mandar a los hijos a la escuela y comenzar con los quehaceres de la casa. Y más aun cuando estas madres de familia tienen que salir a buscar el sustento de sus hijos”.

Por ello destacó la importancia de legislar para que en Sinaloa, tal y como se hace en algunos países, entre ellos Alemania; se aumente la tasa de participación laboral femenina que en México, apenas alcanza un 42% según la Organización Internacional del Trabajo.

Dijo que esto se puede lograr si se facilitan políticas de conciliación laboral, que fomenten jornadas parciales para las mujeres; de manera en que puedan trabajar y atender a sus hijos, y cumplir una doble función: proteger a las madres trabajadoras y abrir la oportunidad de una mayor convivencia familiar que repercuta en la inculcación de valores por medio de la atención directa de la madre.

“En Mazatlán y el sur de Sinaloa, todos los días se vive la misma historia con las madres que trabajan jornadas larguísimas hasta de doce horas y encima llegan a sus casas a hacer el quehacer. Cuando reparan en los hijos, estos ya están dormidos y al día siguiente la misma rutina. Nunca se dan tiempo para platicar con ellos y de ahí que haya tanto joven desorientado que cuando quieren controlar, ya es demasiado tarde”.

Maribel se fue a platicar con los jornaleros de Villa Unión y después lo hizo con las mujeres de estos en el mercado del lugar, en donde reforzó su idea de ayudar a las madres que trabajan. El resto del día recorrió colonias como: Francisco I. Madero, Casa Redonda y La Sirena.

Commentarios

commentarios