Este domingo, en el Teatro Ángela Peralta, el maestro Javier Arcadia fue homenajeado por sus 34 años de trayectoria durante El color de México, un evento protagonizado por el Ballet Folclórico del Instituto de Cultura de Mazatlán y el Ballet Folclórico Decanos Cuicacalco.

De norte a sur, pasando por el centro de la República Mexicana, El color de México fue un rico y colorido viaje dancístico por las danzas más representativas de los estados de Sinaloa, Oaxaca, Veracruz, Guerrero, Jalisco, Yucatán, Chihuahua, Nuevo León y Nayarit.

Coloridos y exuberantes trajes, escenografías que reflejaban con sencillez la arquitectura y los paisajes del país y la gran actuación de ambas agrupaciones crearon un entretenido espectáculo que emocionó durante dos horas al público y arrancó un sinfín de chiflidos, gritos de “bravo”, fotografías y estremecedores aplausos al finalizar cada pieza.

Al mismo tiempo, El color de México fue una experiencia didácticapues el público pudo aprender a identificar trajes típicos, estilos dancísticos, e incluso, rasgos de personalidad que caracterizan a los pobladores de cada uno de los nueve estados visitados.

Zapateados, danzones, banda regional mexicana, boleros y una variedad de sones fueron algunos de los elementos dancísticos con los que los miembros del Ballet Folclórico del Instituto de Cultura de Mazatlán y el Ballet Folclórico Decanos Cuicacalco mostraron la diversidad y belleza de la cultura dancística tradicional mexicana.

Después de una atractiva coreografía típica de Nayarit que estuvo apoyada con machetes, los 75 bailarines y el maestro Javier Arcadia se encontraron en el escenario para ser cobijados con los aplausos del público. Repentinamente, se cerró el telón y se proyectó un video homenaje a Javier Arcadia hecho por el Instituto de Cultura de Mazatlán para reconocerle su amplia trayectoria cosechando y transmitiendo conocimientos sobre la música y las danzas folklóricas de México.

Al finaliza el video el licenciado Raúl Rico, Director del Instituto de Cultura de Mazatlán, agradeció en un discurso a Javier Arcadia por creer firmemente que enseñando la danza folklórica es posible preservar los valores y tradiciones nacionales a través del tiempo.

Después, Javier Arcadia recibió de manos de Raúl Rico González una placa por su larga trayectoria artística y por convertir al ballet folclórico mazatleco en una forma de expresión de la mexicanidad.

Durante su discurso de aceptación, el homenajeado comentó que espera seguir adelante proyectando el folclor nacional y agradeció a Raúl Rico, a la institución que dirige y a los muchos padres de familia que han confiado en él y lo han apoyado“ desde que el teatro estaba en ruinas y tenía un árbol en medio”.

Los más de 70 pupilos de Arcadia aparecieron en el escenario y le brindaron su cariño sincero con un gigantesco abrazo grupal que cerró de manera entrañable El color de México.

14

Commentarios

commentarios