“Cuando el PRI es gobierno la gente trabaja y no la acosan y mucho menos hay hostigamiento a los vendedores ambulantes” declaró la candidata por el PRI a la diputación del distrito 23, Maribel Chollet Moran, a  un grupo de vendedores informales que se le acercaron durante el recorrido que la candidata realizó en el tianguis de Villa Unión, y a los que invitó a pasarse del lado de la formalidad para que puedan tener beneficios que brinda el comercio legal.

“El comercio informal existe porque es una necesidad. Lo que hacen es lícito y es honesto, y es la forma en que muchas familias obtienen el sustento diario. Hay que ayudarlos a regularizarse para que obtengan los beneficios de créditos y otras prestaciones que se les brindan a quienes están organizados y pagan impuestos”, comentó Chollet Morán .

Los vendedores se quejaron de que el hostigamiento por parte de las autoridades municipales es, además de abusivo, prepotente; ya que los inspectores actúan con ellos como si se tratara de delincuentes: “Y nosotros lo único que hacemos es tratar de ganarnos unos pesos para llevar de comer a nuestras casas” dijo Don Esteban, mientras arregla su puesto de ropa usada que es mayoritariamente lo que se ofrece en este lugar.

En Mazatlán hay registrados más de 5 mil vendedores entre tianguistas, ambulantes y eventuales y desde hace algunos años, no se han exhibido permisos nuevos para instalarse en los tianguis, lo que ha ocasionado en algunas ocasiones hasta enfrentamientos entre los marchantes que exigen su derecho a trabajar.

Commentarios

commentarios