Un médico del Instituto Mexicano del Seguro Social de Mazatlán vivió uno de sus peores minutos cuando hombres armados lo “atoraron” en un estacionamiento de la UAS y se lo llevaron para robarle la camioneta.

Este hecho delictivo se registró entre las nueve diez de la noche del lunes.
La unidad desojada es una Frontier Roja.

La víctima denuncio que eran tres personas armadas y al momento en que lo interceptaron se encontraba en el estacionamiento de la Universidad Autónoma de Sinaloa, cercano a la clínica de Ejército Mexicano porque iba saliendo de cumplir sus labores.

Los responsables lo subieron a su misma unidad y fue abandonado en las inmediaciones cercanas al aeropuerto internacional.

Lo que se sabe es que este profesionista no labora en la Universidad, sino que había usado el estacionamiento.

Commentarios

commentarios