Las redes sociales se movilizaron y con ellas la Policía Ministerial de Mazatlán. Y lograron el milagro para una familia de Culiacán que estaba desesperada.

Misa Ojeda, apareció. Fue gracias a un lector de esta red de noticias que informo haberlo visto comprar en un kiosko ubicado en Santa Rosa y Rigodanza.

Ese dato permito a las autoridades ministeriales, en conjunto con familiares y amigos iniciar la búsqueda de forma rápida y en unos minutos el joven de la capital de Sinaloa fue encontrado sobre la carretera internacional, casi frente al monumento al agua.

Ojeda salió de Culiacán hacia el destino desde el pasado 28 de octubre y horas después la familia perdió contacto con él.

Una fotografía enviada a esta página fue subida el sábado y posteriormente llegaron dos informes, uno que lo vieron en el cruce de Ferrusquilla y Ejército Mexicano y el otro en el establecimiento citado al inicio. En los dos casos coincidían sus características.

Fue al último lugar a donde dirigieron la búsqueda con los resultados positivos y Misa ya está con su familia; dan las gracias a los que dieron informes que permitieron car con su paradero.

Commentarios

commentarios