La iniciativa pedirá dejar de considerar un delito la portación de hasta 28 gramos de mariguana.
México.- Enrique Peña Nieto hizo oficial el anuncio de una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud y Código Penal sobre los usos terapéuticos y el consumo personal de la mariguana.

En un acto oficial desde la Secretaría de Salud (SSa) Peña Nieto agradeció a todos los participantes de los fotos organizados por la Secretaría de Gobernación (Segob) sobre la situación actual del consumo de la mariguana.

Como parte de las conclusiones del intercambio de ideas entre funcionarios, autoridades, especialistas y consumidores, el presidente afirmó que se logró establecer el centro de la discusión desde una perspectiva de los derechos humanos y con un enfoque en la salud pública.

En concordancia con las conclusiones, Peña Nieto informó la firma de una iniciativa de reforma a Ley General de Salud y al Código Penal para avalar la importación de medicamentos con componentes de cannnabis, así como el desarrollo de investigación clínica sobre la hierba, y el aumento en la posesión de gramos para consumo personal, que pasará de 5 a los 28 gramos.

“La iniciativa propone que no se considere delito la posesión para uso personal de hasta 28 gramos de mariguana, conforme a estándares internacionales. Esto quiere decir que se dejará de criminalizar el consumo. El aumento de la cantidad permitida, dará oportunidad de que quedan en libertad los consumidores que se encuentran presos o o en proceso por haber portado cantidades inferiores a 28 gramos”, dijo el presidente.

Con estos ajustes, Peña Nieto dijo estar confiado en que se combatirán dos problemas de alcance importante, como es la falta de acceso a medicamentos con componentes de cannabis, y las mujeres y hombres que actualmente cumplen penas desproporcionadas por haber consumido la hierba.

En el acto oficial estuvieron presentes el secretario Miguel Ángel Osorio Chong, así como el subsecretario Roberto Campa, la canciller Claudia Ruiz Massieu y el actual titular de la SSa José Narro Robles. Por parte de la sociedad civil tomaron la palabra Raúl Elizalde, padre de la niña Grace, y Tonatiuh Bravo Padilla, rector de la UADG.

El presidente afirmó que México ha sido víctima de la guerra del narcotráfico que se ha librado por más de 40 años, pero se dijo confiado en que el nuevo modelo de prevención forme parte de la vanguardia internacional respecto a la situación actual de las drogas.

“Los mexicanos conocemos bien los alcances y limitaciones del esquema esencialmente prohibicionista y punitivo, y de la llamada guerra contra las drogas. Nuestro país ha sufrido los nocivos efectos del crimen organizado. Se trata de un nuevo enfoque impulsado por un mayor número de países, que siga combatiendo a los crimianles, pero en lugar de criminalizar a consumidores, les ofrezca alternativas y oportunidades. Se trata de que el consenso siga creciendo y consolidándose en el mundo”.

Commentarios

commentarios