Cinco de las siete personas que fueron localizadas desmembradas en Chilapa de Álvarez, fueron identificados como los comerciantes de Veracruz que habían sido reportados como desaparecidos.

La mañana de este viernes, familiares de las cinco víctimas llegaron a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo, para reclamar e identificar los cuerpos; dijeron que sus consanguineos habían venido a Guerrero a vender muebles.

Entre las víctimas se encontraba un joven de nombre Gonzalo “N”, de 18 años de edad, así como Daniel “N”, de 34 años, estos dos eran hermanos, así como Aurelio “N”, de 37 años, Roberto “N”, de 24 años y Abel “N”, de 35 años; todos originarios del poblado de Coxolitla de Arriba, municipio de Acultzingo.

De acuerdo con reportes policíacos, la mañana del pasado martes, los restos de siete personas desmembradas y decapitadas, fueron hallados dentro de más de 10 bolsas negras de plástico en la colonia Magisterial de la ciudad de Chilapa de Álvarez.

Las otras dos víctimas eran un hombre y una mujer identificada como Dolores “N”, de 51 años de edad, quienes eran pareja y fueron privados de su libertad por personas armadas junto a su hija de 18 años, de la cual hasta el momento se desconoce su paradero.

Familiares de los cinco comerciantes indígenas comentaron que la semana pasada salieron a bordo de una camioneta cargada de muebles para venderlos en la ciudad de Chilapa de Álvarez, y que tres días después, al no saber nada de ellos, decidieron buscarlos.

A través de las redes sociales y diversos medios de comunicación de Veracruz, la mañana de ayer se difundió la noticia y fotografías de los cinco comerciantes, afirmando que habían desaparecido en el municipio de Chilapa de Álvarez.

Los cuerpos ya fueron entregados a los familiares y trasladados a Veracruz en donde serán velados  este domingo

Vía: El Financiero

Commentarios

commentarios