Enterrado en una fosa clandestina y dentro de una bolsa negra, es como fue encontrado el cuerpo de O’Neil Patrick.

El estadounidense desaparecido desde la semana pasada fue asesinado y sus restos los ocultaron en un pozo, ubicado atrás de una casa ubicada sobre calle Adolfo López Mateos de la colonia Azteca de Mazatlán.

Peritos de la Procuraduría de Justicia están en el sitio en la búsqueda de evidencia y hasta cerca de la una de la madrugada no lo han sacado.

Se habla que el caso será llevado por la Procuraduría General de la Republica y están a la espera de la llegada de personal especializado, así como y de la embajada de Estados Unidos.

Más información en el transcurso de la mañana.

Commentarios

commentarios