Un niño de 9 años murió en Apatzingán, Michoacán, a consecuencia de un presunto “exorcismo”, practicado por una persona que se decía curandero.
Los hechos ocurrieron en la casa del menor ubicada en la colonia Pénjamo, de la cabecera municipal de Apatzingán.
De acuerdo a testimonios, días previo a su muerte el niño se quejó de molestias estomacales por lo que los padres del infante pidieron a Gilberto H., ahora imputado, asistir a su domicilio donde aseguró que requería de un exorcismo, por lo que ingresaron ambos a una habitación y tras escucharse diversos golpes, los progenitores de la víctima irrumpieron en el acto del curandero y se percataron de que el menor había perdido la vida.
Las autoridades informaron que el cuerpo de la víctima presentaba golpes y lesiones en las cervicales, mismas que le causaron la muerte, por el supuesto exorcismo.
La PGJE solicitó la orden de aprehensión de Gilberto H., donde se espera se resuelva su situación jurídica por su relación en el delito de homicidio calificado.

Vía: Olmeca Diario

Commentarios

commentarios