CIUDAD DE MÉXICO.- La emboscada contra elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en Culiacán, Sinaloa, el pasado 30 de septiembre, que dejó como saldo cinco militares muertos, fue parte de una estrategia de Ismael “El Mayo” Zambada para inculpar a los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán y así ganar control del Cártel de Sinaloa.

Fuentes federales confirmaron a El Universal que las investigaciones sobre el ataque a militares apunta a que Julio Óscar Ortiz Vega, “El Kevin”, no era el principal objetivo de la emboscada, sino que el objetivo era realizar un ataque directo a las fuerzas castrenses en territorio de Iván y Alfredo Guzmán Salazar, hijos de “El Chapo” Guzmán, confiando que serían los principales señalados.

Operativos en Sinaloa han guiado a las fuerzas federales a investigar a miembros de la célula de “El Mayo” Zambada y sus hijos Ismael Zambada Imperial, “El Mayito Gordo”, e Ismael Zambada Sicarios, “El Mayito Flaco”.

Las fuentes consultadas indican que de esas pesquisas derivó el enfrentamiento entre sicarios de “Los Ántrax” y el Ejército en la colonia Aurora, en Culiacán, el sábado pasado.En el tiroteo fue abatido René Velázquez Valenzuela, El Sargento Phoenix, jefe de sicarios de “Los Ántrax” y lesionado José Carlos López Alanís, “El Cali”, jefe de sicarios del Mayo Zambada. En el frentamiento perecieron tres hombres y tres más resultaron heridos, al parecer todos pertenecen al brazo armado de “El Mayo” Zambada.

Los civiles que enfrentaron a los militares tenían armas largas. Agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) que acudieron al lugar hallaron cinco armas largas calibres 7.62 y .223, una granada y 10 vehículos.

Las autoridades se mantienen herméticas sobre el número de detenidos y las investigaciones que sigue la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), que incluye el cotejo de armas de las policías ministerial del estado, estatal preventiva y municipal que estuvieron de guardia esa noche para verificar que cuenten con el registro dentro de las licencias colectivas de la Sedena.

La guerra entre narcos por el control del Cártel de Sinaloa, se disputa entre los hijos de “El Chapo”, su hermano Aureliano Guzmán Loera, “El Guano”, y la célula de “El Mayo” Zambada.

Sinaloa es territorio en disputa por ser punto clave de siembra de amapola y marihuana. En el llamado Triángulo Dorado se producen miles de toneladas de droga en las zonas montañosas de Durango, Chihuahua, Sinaloa, y parte de Jalisco, y ha sido el principal motivo de disputa entre los cárteles antagónicos.

Después de la emboscada a los militares, durante un operativo entre la PGR, el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana se destruyeron 2 mil 32 plantíos de marihuana y mil 327 sembradíos de amapola. Desde el inicio de las investigaciones sobre la emboscada a militares ocurrida el 30 de septiembre, la Seido ha hecho públicos los avances en una ocasión: el 22 de octubre durante un mensaje a medios.

Gustavo Salas, titular de la Seido, informó que el móvil y los autores del ataque habían sido identificados. Dijo que personas relacionadas con la organización a la que pertenece “El Kevin” habían sido aprehendidas.

El Subprocurador no dio detalles sobre las personas detenidas ni la organización a la que pertecen, tampoco precisó el papel que jugaba “El Kevin” que ocasionó la fuerte movilización y el ataque al convoy de militares.

Con informacion de:  (El Universal)

Commentarios

commentarios