CDMX.- En caso de ser detenido, el “justiciero” del Edomex podría alcanzar una pena de hasta 240 años de prisión, esto en caso de no comprobarse que actuó en legítima defensa al momento de disparar y matar a las cuatro personas que robaron una unidad de transporte público.

Los abogados penalistas explican que por la manera en la que se encontraron los cuerpos y de que se menciona que los remató, sería complicado para la defensa del “justiciero” alegar la legítima defensa; por el contrario, se tomaría como un hecho premeditado, con alevosía y ventaja al atacarlos por la espalda y luego rematarlos en el piso.

“De ser detenido, sin problema sería imputable en el homicidio múltiple. Según estipula la ley en el Estado de México, son 60 años por cada homicidio, en este caso fueron cuatro más las agravantes, sería complicado para él librar la autoridad”, comentó Gabriel Regino, abogado penalista.

Con base en hechos similares ocurridos con anterioridad, consideró difícil dar con su captura, ya que por lo regular no dan datos fidedignos sobre su fisonomía o complexión, entre otros elementos.

Commentarios

commentarios