Una medida radical que terminó por hacer más congestionamiento vial aplicó la policía municipal de Mazatlán en la avenida Gabriel Leyva y dos puntos más de la ciudad.

Frente al colegio Bambinos estacionaron una patrulla con dos policías, y como lo acostumbran desde los últimos años, usurparon las funciones de tránsito para evitar que los padres de familia hicieran doble fila al recoger a sus hijos.

Eso causó algo peor, porque el bloqueo fue permanente de parte de la autoridad, cuando, de acuerdo a los conductores, hay un horario en que, a cómo llegan, hacen fila y se van.

Este proceso dura unos minutos, lo que puede ser controlado por un agente vial, no por policías que se dedicaron a retirar casi por la fuerza a los que trataban de llegar en su auto a la puerta pues incluso bloqueaban el acceso a la zona destinada como de ascenso y descenso de la institución
Este problema vial en horarios de entrada y salidas es generalizado.

Pero se sabe que la Secretaria de Seguridad Publica destinó una patrulla para el mismo fin únicamente frente al Colegio Valladolid y al ICO
Pero les costó una dura crítica a las autoridades de seguridad y hubo quien mencionó que ante la falta de capacidad para resolver los fuertes problemas de seguridad, tratan de combatir la cola de autos como si fuera algo de delincuencia.

En todo caso, dijo otro, bien podrían restringir el estacionamiento en la zona durante esos horarios para que sea de uso de los padres. Y sobre todo que pongan trabajar a los tránsitos en sus reales funciones.

Commentarios

commentarios