Fueron diez las veces que dispararon en contra del vecino dela colonia Gabriel Leyva o Ciudad Perdida de Mazatlán.

Ese fue el número de impactos que presento el vehículo en que viajaba Jesús Arturo y del que no le dieron tiempo de que bajara al estacionarse afuera de la Unidad Administrativa del Gobierno del estado.

Pero en la b búsqueda de evidencias en el sitio del ataque, los peritos de la Procuraduría de Justicia solo hallaron nueve casquillos de calibre nueve milímetros.

Hasta el momento se desconoce cuántos fueron los impactos de recibió, pero se dijo que algunos los llevaba en el cuello.

Fue trasladado a un hospital rápidamente y el reporte sobre su estado de salud es de suma gravedad por el tipo de lesiones que le causaron las balas.

Commentarios

commentarios