De acuerdo con los investigadores, la orientación sexual se deriva de la exposición del feto a ciertas hormonas.

La Universidad Stanford lanzó un algoritmo con el que es posible detectar la orientación sexual de las personas, con base en sus rasgos faciales. Una acción que ha indignado a la comunidad LGBTI.

La tecnología identifica las preferencias de los hombres en un 81 por ciento y las mujeres en un 74, aunque los números aumentan si se cuenta con al menos cinco fotografías del individuo.

Para probarlo, la Facultad analizó los rasgos de al menos 35 mil personas en una investigación que concluyó que tanto hombres como mujeres tienen una morfología fácil con expresiones y peinados atípicos a su género.

De acuerdo con los investigadores, la orientación sexual se deriva de la exposición del feto a ciertas hormonas. Y es precisamente este punto el que causó la molestia de activistas a favor de la diversidad.

“Lo que la tecnología puede reconocer es un patrón que ha encontrado a través de un pequeño set de imágenes de gays y lesbianas de raza blanca sacadas de un sitio web de citas en el que la gente se parece”, comentó Jim Halloran, director de GLAAD.

Ante la polémica, los creadores del algoritmo comentaron que aunque esperan que los resultados estén equivocados, en caso de que no sea así, “el rechazo de GLAAD pone en riesgo a las personas que dice defender”.

Con información de El Mundo. 

Commentarios

commentarios