Nada escapa a los rateros en Mazatlán. Ahora son los teléfonos de monedas los que amanecen destrozados en algunos puntos de la ciudad.

Fotografías hechas llegar a esta red de noticias, muestra como los amantes de tomar lo que no es de ellos abrieron uno de esos equipos para sacar las monedas.

El aparato quedo inutilizable debido a los daños que le causaron cuando lo abrieron; además le quitaron la caja protectora.

Uno de esos casos se registró en el fraccionamiento Rincón de Urías, en donde son muchas las familias afectadas por este acto de vandalismo y robo.

Commentarios

commentarios