Jesús Amaya Guerrero fue detenido junto con otros 24 “madrinas”.

México.- Jesús Amaya Guerrero, agente de la Procuraduría General de la República (PGR), era el líder de un retén ilegal en Sonora.

Su puesto de revisión operaba desde hacía tiempo en la localidad de Los Toltecas, en la carretera Navojoa-Los Mochis. Tan bien equipado estaba que hasta contaba con planta de luz, tres carpas ¡y hasta una bandera de México!

La PGR y elementos del Ejército desmantelaron el retén, en tanto que Amaya Guerrero, de la Policía Federal Ministerial (PFM), fue detenido junto con otros 24 “madrinas” por presuntamente extorsionar a automovilistas y transportistas.

Los detenidos interceptaban autos y les desmontaban hasta el motor ante sus propietarios con el pretexto de que unidades con las mismas características habían sido reportadas como sospechosas de transportar droga.

Por ello, muchos conductores preferían dar dinero para evitar que sus automóviles terminaran desarmados.

Cabe destacar que la PFM depende de la Agencia de Investigación Criminal, que a su vez forma parte de la propia PGR.

Fuentes dicen a Reforma, que se sospecha que Amaya sembraba denuncias anónimas ante agentes del Ministerio Público de la PGR para que le dieran oficios de investigación a fin de revisar vehículos en la carretera.

Abel Barajas hace notar que tan bien establecido estaba el retén que hasta ¡aparece en Google Maps!, y a pesar de que desde hace más de 15 años la PGR y la hoy denominada PFM tienen prohibido instalar este tipo de centros de revisión.

Con nformación: de SDPnoticias

Commentarios

commentarios