Todo indica que la base fue abandonada cuando el personal se envenenó con carne de oso polar.

México.- Científicos rusos anunciaron el descubrimiento de una base militar del ejército nazi en la isla conocida como Tierra de Alexandra, ubicada en el Océano Ártico y a unos mil kilómetros del polo norte.

Las primeras investigaciones señalan que el complejo fue construido en el año de 1942, meses después de que el ejército alemán invadiera Rusia, y tenía como nombre clave Schatzgraber (buscador de tesoros en español).

Todo apunta a que la base tenía propósitos científicos más que militares, pues se encontró equipo para estudiar el clima. Sin embargo, el nombre de las instalaciones ha desatado especulaciones y existen personas que apuntan a que el personal de la base buscaba alguna reliquia antigua.

De acuerdo con los documentos encontrados, la base habría sido abandonada en 1944, luego de que algunos ocupantes se envenenaran con carne de oso polar, lo que desencadenó una misión de rescate.

Con información de The Independent t y SDPnoticias

Commentarios

commentarios