Miembros de la Policía Federal denunciaron de manera anónima que se encuentran actualmente en una situación lamentable debido a que han sido desalojados de los hoteles que les brindaban hospedaje y alimentos en la diversas ciudades donde se encuentran en servicio por órdenes de la Comisión Nacional de Seguridad que a su vez depende de la Secretaría de Gobernación después de la reforma institucional que extinguió a la Secretaría de Seguridad Pública al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto.

La administración de los hoteles donde se hospedaban les informó que los encargados del área administrativa de la Policía Federal y de la Gendarmeria tienen un atraso en el pago de las facturas desde el mes de marzo de 2017, por lo que se ha suspendido el servicio de alojamiento a los uniformados. En el mejor de los casos se les ha permitido pernoctar en las habitaciones pero sin acceso a servicio de luz y agua ya que los operadores ya no pueden solventar el hospedaje de los policías sin recibir el pago correspondiente por los servicios.

Los federales denuncian que dicha situación se deriva del desvío de fondos destinados para el hospedaje y alimentación. El monto de los recursos se calcula en millones de pesos y la problemática se presenta en varias entidades federativas del país donde los policías continúan laborando sin acceso a la alimentación y pernoctando inclusive en casas de campaña en áreas verdes lo que representa una exposición ante el crimen organizado en ciertas regiones.

 

Balance de deudas de la Policía Federal
Los policías federales denuncia que la contingencia financiera que presenta la institución es culpa de la corrupción y no es la primera vez que esta situación se presenta en la institución policíaca que ha sufrido del abandono institucional en la presente administración bajo la dirección de Miguel Ángel Osorio Chong.

¡

Commentarios

commentarios