CONECTATE CON NOSOTROS

Estados

DELINCUENTES Y AUTORIDADES SE ENFRENTAN EN LOS CABOS

San José del Cabo, México.- Un operativo planeado para capturar a El Colores, brazo armado de las Fuerzas Especiales de Los Dámaso, y presunto responsable de descuartizar cuerpos en las últimas tres semanas en Los Cabos, terminó en un choque armado entre sicarios y oficiales de la Policía Estatal Preventiva y de la Gendarmería, justamente en los linderos de la Unidad Deportiva San José 78, localizado en la calle Idelfonso Green en el Centro Histórico de San José del Cabo.

Los oficiales –según los primeros reportes—habrían marcado el alto a una camioneta negra Chevrolet Tahoe, cuando circulaba alrededor de las 11 de la mañana a la altura de la colonia El Rosarito, sobre la carretera transpeninsular, pero en vez de detenerse, los únicos dos ocupantes empezaron a disparar en contra de los elementos de las fuerzas de seguridad.

De tal modo que –según los testigos—comenzó una peligrosa persecución de aproximadamente dos kilómetros, disparando de carro a carro, sobre la carretera transpeninsular, y la cual terminó en enfrentamiento armado, cuando los delincuentes pasaron por la Y, brincaron el camellón y siguieron hasta llegar a la unidad deportiva.

Los delincuentes –de acuerdo a testigos—entonces se bajaron corriendo, disparando contra los policías estatales y federales y se colocándose del lado del izquierdo, desatándose un enfrentamiento armado hasta que los delincuentes finalmente se rindieron, después de caer heridos por los disparos.

Los detenidos fueron identificados como José Enrique Ibarra Blanco, de 21 años, y José Francisco Ríos Zúñiga, de 27, y los cuales son considerados pistoleros al servicio de El Colores.

El choque entre delincuentes y policías sobrevino, luego de que El Colores pasara a convertirse en el principal objetivo de la Policía Estatal Preventiva, Gendarmería, Ejército Mexicano y Secretaría de Marina, después de que la noche del pasado 23 de marzo –y según el contenido de narcomensaje– fuera y arrojara tres cuerpos descuartizados en bolsas negras a escasa media cuadra de la sede de la Primera Reunión Regional de la Zona Noroeste de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública.

Las fuerzas de seguridad estatales y federales, y según datos de inteligencia, tienen información de las unidades automotrices utilizadas por el jefe criminal, una de ellas, justamente la camioneta Chevrolet Tahoe, involucrada en la balacera de esta tarde.

En el último mapa delictivo elaborado por autoridades federales y militares, El Colores, es considerado el relevo del sicario Carlos Enrique Mejía Barraza “El Lucifer”, y nuevo brazo armado de las Fuerzas Especiales de Los Dámaso del Cártel del Golfo en Los Cabos, Baja California Sur.

El jefe criminal –según el perfil del delincuente—es “bajo de estatura” y “moreno”, y cuya edad ronda entre 25 y 30 años, y quien es considerado “extremadamente peligroso”.

“Vamos con todo por El Colores”, dijo a Metrópoli un integrante del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública del estado de Baja California Sur, y quien adelantó que ya están trabajando en su “localización, ubicación y captura”.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) confirmó que alrededor de las 9:55 de la noche del pasado 23 de marzo –y cuando había sido clausurada la cumbre de seguridad pública—tuvo conocimiento del hallazgo de tres bolsas de plástico negras en la calle de Camino de la Plaza en el Pedregal de Cabo San Lucas, justamente a un costado del parque de la zona.

Por lo anterior, agentes de investigación y peritos de la dirección de Servicios Periciales fueron y acordonaron la escena, localizando dentro de los empaques los restos de tres personas desmembradas, una del sexo femenino y dos del sexo masculino.

Los peritos procedieron a levantar los restos humanos y fueron trasladados al servicio medico forense para la necropsia de ley.

En los últimos 15 días –a partir del 9 de marzo  pasado—alrededor de 15 personas han sido destazadas, y cuya autoría es atribuida a El Colores.

Las víctimas 3 mujeres y 12 hombres fueron levantados, torturados, amordazados y desmembrados, y cuyos restos fueron empaquetados en hieleras y bolsas negras de basura, y tirados en diferentes puntos de San José del Cabo y Cabo San Lucas.

Información:  http://www.metropolimx.com/investigaciones/226/chocan-sicarios-y-policias-por-el-colores

-Publicidad-

-Publicidad –


Advertisement

Lo + Leído

Copyright © 2018 - Todos Los Derechos Reservados - REPORTEROS ASOCIADOS, Adaptado por Servipub.