CONECTATE CON NOSOTROS

Estados

DELFINES SALVARAN A LA VAQUITA MARINA DE LA EXTINCIÓN

En un intento más por salvar a la marsopa, también conocida como “vaquita marina”, se tiene programada la utilización de dos delfines entrenados por la Armada de Estados Unidos para rastrear a los cetáceos y trasladarlos a un refugio ubicado al norte de San Felipe, Baja California Sur a fin de evitar la extinción de esa especie mexicana.

 

 

En enero de este año la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) dio a conocer la implementación del programa VaquitaCPR (Conservación, Protección y Recuperación) el cual es un plan de emergencia para preservar a este cetáceo, el cual consiste en trasladar algunos ejemplares a un santuario temporal, mientras continúan los esfuerzos de combate a la pesca ilegal.

 

 

Lorenzo Rojas-Bracho, investigador y jefe del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (Cirva), explicó a EL UNIVERSAL que en una primera fase de este programa se invertirá tres millones de dólares, de los cuales la Semarnat aportará la mayoría, pero también se buscarán donaciones de organismos internacionales.

 

 

Destacó que en octubre de este año podrían iniciarse las labores de rastreo de las vaquitas para su captura y posterior traslado al refugio temporal.

 

 

Para esta labor se emplearán dos delfines de la Armada de Estados Unidos, los cuales con sus sonidos naturales —ya que tienen la capacidad de comunicarse con otras especies— podrán rastrear a la vaquita marina.

 

 

El refugio se localiza al norte de San Felipe, lugar que por sus condiciones oceanográficas y por los vientos impiden el acceso de las embarcaciones pesqueras; esta zona se cercará para tener en un ambiente controlado para las “vaquitas”. En un inicio se capturaran 10 ejemplares, para que puedan reproducirse y estén alejadas de las redes de pesca.

 

 

Especialistas consideraron que la implementación de este programa representa la última esperanza para salvar a la “vaquita marina” —de la cual se estima quedan apenas 30 ejemplares— e indicaron que aunque el traslado de los cetáceos podría representar un riesgo debido a que podrían estresarse y fallecer; este plan de acción es un esfuerzo importante para la preservación de dicha especie marina.

 

 

Los expertos alertaron que en el caso de que desapareciera esta marsopa, se trataría del segundo mamífero marino que se extinguiría en el siglo XXI, seguida del delfín amarillo que era endémico de Japón.

 

 

En su más reciente reporte el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (Cirva) indicó que sólo quedan 30 ejemplares de este cetáceo, con lo que su población se redujo en 49% tan sólo en el último año, siendo las redes de pesca de totoaba su principal causa de muerte.

 

Fuente: El Universal

-Publicidad-

-Publicidad –

Advertisement

Lo + Leído

Copyright © 2018 - Todos Los Derechos Reservados - REPORTEROS ASOCIADOS, Adaptado por Servipub.